6 ideas de viajes poco comunes por Europa

6 ideas de viajes poco comunes por Europa

Si sos como yo y tu principal preocupación al momento de viajar es escaparle a los destinos de agencia de viajes, entonces esta guía es para vos. Europa es hermosa, enorme, y sin bien Roma y París son ciudades para no dejar pasar, y el triplete Praga/Viena/Budapest cotiza en bolsa en el itinerario de cualquier viajero que se acerca por primera vez al otro lado del charco, también es necesario dejar descansar a esas ciudades que tantos miles y miles y más miles de turistas ven por día. Hay tantísimos lugares interesantes para recorrer en este continente, que ¿por qué estancarnos en las grandes capitales imperdibles? Mis mejores experiencias de viaje las he tenido en lugares donde la gente difícilmente había visto un visitante extranjero alguna vez, y es verdad: los países menos visitados, los que menos contacto tienen con la actividad turística, suelen ser los más hospitalarios, sinceros y genuinamente cálidos. A continuación, mis seis sugerencias de rutas alternativas para conocer la Europa que ningún paquete turístico te va a mostrar:
paragraph space

I) Europa báltica

La zona báltica está principalmente compuesta por Lituania, Letonia y Estonia, y es extensible hasta San Petersburgo en tierra rusa. De las primeras tres capitales -Vilna, Riga y Tallin respectivamente- es Tallin la que recibe más turismo, y aún así en una cantidad moderada. Esta zona tiene una historia comercial muy significativa en Europa, ya que durante la Edad Media estuvo alineada con la Liga Hanseática, una importante federación mercantil integrada por los países del norte del continente junto con Suecia, Polonia y Alemania. La ruta báltica se puede iniciar en Berlín, pasando por las ciudades polacas de Szcezcin y Gdansk y por la porción rusa de Kalinigrado, para luego entrar en Lituania y continuar hacia el norte.
paragraph space

II) Europa escandinava

La zona escandinava de Europa comprende los países de Finlandia, Suecia, Noruega, Islandia y Dinamarca con sus estados autónomos de Groenlandia y las Islas Faroe. Escandinavia es un área geográfica con una épica vikinga muy importante, pero lo que muchas veces olvidamos es que el Polo Norte también tiene una vida aborígen muy abundante. Los sami y los inuit son pastores, visten pieles, fabrican cuchillos, instrumentos musicales y ropa, tienen sus propios dialectos y sistemas alfabéticos y sus celebraciones autóctonas, y llevan en general una vida para nosotros imposible en apariencia en las lejanas regiones del norte helado del planeta. ¿Qué ver en Escandinavia? La aurora boreal, las medievales iglesias de madera de Noruega, los géisers de Islandia, los castillos, los fiordos, los renos, los iglúes, los faros.
paragraph space

III) Europa balcánica (ex-Yugoslavia + Albania)

Mi Europa favorita sin lugar a dudas. La disuelta República Federativa Socialista de Yugoslavia se ha ido convirtiendo lentamente a través de las últimas décadas en lo que hoy son los países de Eslovenia, Croacia, Bosnia-Herzegovina, Serbia, Montenegro, Kosovo y Macedonia. Bosnia-Herzegovina y Kosovo fueron para mí los países revelación de la zona yugoslava de Europa; no sabía qué esperar de ellas y la verdad es que me sorprendieron, mucho más que las ya integradas a Occidente Eslovenia y Croacia. Éstas dos fueron rápidas en negociar su amistad con la Unión Europea tras la disolución del Partido Comunista, mientras el resto de los países ex-yugoslavos quedaron suspendidos en una especie de pasado nostálgico que da la impresión de estar flotando en algún lugar a años luz de de esa Europa familiar que todos conocemos. Albania es otro país para no perderse en los Balcanes: con un idioma particularísimo, una influencia marcadamente otomana, unas playas alucinantes y una sensación mágica de estar situada más en Medio Oriente que en otro lado, es una joya indiscutida de esta zona de Europa.
paragraph space

IV) Europa del Este…bien del Este

Parece mentira, pero se ha descubierto que existe una Europa bastante más oriental que República Checa y Hungría. El bloque Bulgaria + Rumania + Moldavia + Ucrania + Bielorrusia, en el límite entre Europa y Rusia, se puede integrar a un viaje largo en combinación con la zona de los países ex-yugoslavos o tomarse como puerta de entrada hacia Rusia (desde Bielorrusia). De todas maneras, por el momento es mejor evitar una visita a Ucrania debido a los recientes conflictos armados con sus vecinos rusos.
paragraph space

V) Europa transcaucásica

Esta ruta puede comenzar en Estambul y finalizar en Teherán atravesando Turquía de punta a punta, Georgia, Armenia, Irán y Azerbaiyán, en ese orden exacto porque de otra manera el paso no está permitido entre algunas fronteras. Ésta es una de las áreas más exóticas de Europa y de las más hospitalarias también, con una historia muy intensa y unos paisajes casi surreales. Todos sabemos qué esperar de Estambul o de Pamukkale, hemos escuchado mil veces los nombres de estas ciudades: pero, ¿quién puede decir que conoce sitios como Gaziantep, Diyarbakir, o Dogubeyazit en el lejano este turco? Nosotros estuvimos visitando esta zona durante el 2011 y tengo que decir que es la más auténtica Turquía que he podido ver. Georgia, Armenia y Azerbaiyán, los tres países que conforman la región llamada Transcaucasia, también tienen mucho para ofrecer (comida deliciosa especialmente) y lo mejor de todo es que están completamente libres de turistas, aunque cada tanto a algún loquito como nosotros se le ocurre ir a parar a un pueblito llamado Stepantsminda en las montañas georgianas.
paragraph space

VI) Europa asiática

De Moscú a Astaná, capital de Kazajistán. ¿Un viaje peculiar? ¡Seguro que sí! Los países de Asia Central son de los menos visitados en el mundo pero tienen un montón de cosas para mostrar (y que seguro no las verás en ningún afiche de tu agencia de viajes más cercana). Este trayecto se podría plantear desde la capital rusa de Moscú pasando por Kazán, Volgogrado, Ekaterimburgo y Omsk hasta llegar a la frontera kazaja, y luego cruzar hacia Astaná. La primera parte es un recorrido interesante para conocer un poco más de la Rusia europea sin caer en el cliché de pasar únicamente por las dos ciudades más populares de este enorme país, y el resto, bueno…deja abierta la posibilidad de sumergirse de lleno en todos esos distantes -stanes del Asia Central.


6 ideas de viaje por Europa (1)

Dogubeyazit, Turquía

6 ideas de viaje por Europa (2)

Trabzon, Turquía

6 ideas de viaje por Europa (3)

Una calle en Oslo, Noruega

6 ideas de viaje por Europa (4)

La mezquita de Kul Sharif en Kazán, Rusia

6 ideas de viaje por Europa (5)

Palacio de Invierno en San Petersburgo

6 ideas de viaje por Europa (8)

Mapa de la ex-Yugoslavia

6 ideas de viaje por Europa (7)

Prizren, Kosovo

6 ideas de viaje por Europa (6)

Coliseo romano de Pula, Croacia

6 ideas de viaje por Europa (9)

Bahía de Kotor, Montenegro


¿Te dieron ganas de emprender alguna de estas seis rutas alternativas por Europa? ¿Tenés alguna otra sugerencia de viaje que quieras compartir? ¡Hacémela llegar a través de los comentarios!

Flor

Flor

Leave a Comment

Show Buttons
Hide Buttons