Los huesos romanos de Split (o La antigüedad romana-dálmata)

Los huesos romanos de Split

En Croacia hay ciudades lindas, ciudades pequeñas, ciudades reiterativas y ciudades que pasan un poco desapercibidas. El común denominador a la mayoría de ellas es que son tan bellas, incluso como calcadas todas con sus mares azules y sus edificios de piedra coronados por techitos naranjas, que ya me empiezo a sentir culpable de notar cómo mi capacidad de sorpresa va decayendo, y lo que se supone que debería maravillarme me deja un poco indiferente. Pero después está Split. Y Split no está en Croacia, sino casi en otro planeta. En Split sí, como dirían en España, que flipé.
paragraph space
Split pertenece a Dalmacia, una región históricamente dominada por los romanos (¿cuándo no?) y desde entonces fue pasando por varias manos, incluyendo también las de la antigua República de Venecia, hasta llegar en años más recientes a pertenecer a Yugoslavia posteriormente a que Italia la anexara a sus territorios como premio al finalizar la Primera Guerra Mundial (una promesita de los países aliados con tal de que los italianos se dejaran de bol*dear y le declararan la guerra al Imperio Austrohúngaro). Y como ser un estado vasallo de Roma no es algo que llegue solo, la ciudad de Split se quedó con una de las construcciones romanas más espectaculares y mejor conservadas del mundo en la actualidad: el palacio del emperador Diocleciano. Olvidate de Roma con todos esos ejércitos de turistas invadiendo cada milímetro de espacio vital y vení a Split: acá también hay turistas –¡pero menos!- y las ruinas del palacio, convertido en una mini-ciudad dentro de la ciudad, se pueden recorrer casi enteras sin pagar una sola kuna.

Split (7)

Split (10)

Split (8)

Split (6)

Split (4)

Split (5)

Split (2)

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El palacio de piedra y mármol fue mandado a construir por Diocleciano (el reformador que implementó la división del poder romano en cuatro capitales regionales para solucionar la crisis institucional del Imperio) para servir como su villa de descanso al abdicar de su cargo como emperador luego de enfermarse durante la última campaña militar de la que participó. En ese momento Split era llamada, en latín, Spalatum. Varios siglos más adelante, luego de la caída del Imperio Romano de Occidente, las ruinas del palacio vacío fueron ocupadas por los residentes romanos que encontraron entre las fortificadas murallas un refugio para protegerse de la invasión de los eslavos croatas a Dalmacia. Así se establecieron casas particulares y comercios en el palacio abandonado, que siguen estando ahí hasta hoy. Nosotros vimos mujeres tendiendo la ropa en sogas que colgaban entre muros construidos hace poco más de 2000 años. También está lleno de los famosos puestitos de souvenirs que colonizan todos los espacios concurridos, y de los restoranes mega-caros que tampoco suelen estar demasiado lejos de los epicentros turísticos (de haber sabido Diocleciano que en el futuro su palacio de descanso iba a resultar tan violentamente invadido seguro hubiese preferido irse de retiro espiritual al Tíbet).
paragraph space
Mi segunda parte favorita de Split es el paseo por la orilla del mar Adriático en el Marjan Forest Park, un bosquecito mitad salvaje y mitad intervenido que tiene unas vistas increíbles de la costa. Está atravesado por una gran avenida sólo para peatones y ciclistas y también tiene algunos senderos para perderse (de manera controlada) en el bosque, y bebederos y juegos para chicos y hasta pequeñas playitas de piedras para tomar sol y meterse al agua cuando hace calor (en primavera todavía está fresco). El recorrido es una especie de vuelta con forma de óvalo que se puede empezar y terminar en dos pequeños embarcaderos diferentes: uno al sur y otro al norte, que empalma con el centro histórico.
paragraph space
Split (11)

Split (13)

Split (12)

Split (14)

Split (9)
paragraph space

Más sobre Split

♥ Es la ciudad más grande de la región de Dalmacia y la segunda más poblada de Croacia después de Zagreb.

♥ Es el punto de partida hacia las islas croatas de Hvar y Brac, y también hacia Ancona en Italia. Cerca del puerto hay montones de lugares que ofrecen el servicio de luggage storage para guardar el equipaje por el día o por varios días.

♥ La infinita cantidad de escudos con la palabra “Hadjuk” que se ve en cualquier cancha (hasta en las de basket) son del club de fútbol local. La gente está obsesionada con este equipo. Torcida también es una leyenda que está pintada por todas las paredes de Split: es la hinchada del Hadjuk.

♥ Toda la ciudad se puede recorrer a pie sin problemas, pero en caso de que te hospedes un poco más lejos del centro, el single ticket de bus sale 9 kunas (comprado en un Tisak) o se puede comprar directamente a bordo por 11 kunas.

♥ En la riva (costanera) se pueden contratar paseos en bote o yate que están disponibles durante todo el día y saliendo en excursión constantemente a las islas cercanas.

♥ Hacia el este de la Puerta de Plata del Palacio de Diocleciano está el Mercado de los Granjeros (Tržnica Matoševa) donde se pueden conseguir frutas, verduras, conservas, mieles de apicultores locales, ropa, cosmética natural y hasta antigüedades yugoslavas y romanas.

Flor

Flor

Leave a Comment

Show Buttons
Hide Buttons