Itinerario interactivo: 4 circuitos para recorrer Estambul

Itinerario interactivo: 4 circuitos para recorrer Estambul

Ya estuvimos tres veces en Estambul y no nos alcanzarían cuatro vidas para terminar de recorrerla. Es una ciudad que verdaderamente pareciera ser infinita. Sus principales barrios son siete pero sus mezquitas, mercados y callejuelas sinuosas no hay quien los pueda contar. Pero no desesperes: todo esto que parece tan caótico e innumerable se puede volcar, al menos en parte, en un mapa que te pueda guiar en tu visita por Estambul. Y aunque organizar un recorrido por nada menos que la séptima ciudad más grande del mundo parezca una empresa imposible, no es tan complicado: simplemente hay que sentarse a unir los puntos y darles coherencia. En este post te muestro cuatro recorridos esenciales por Estambul para que no te vayas de la ciudad sin conocer los rincones e íconos más importantes; por supuesto que de forma un poco resumida y depurada, ya que sino podríamos estar reseñando sitios hasta el año que viene.

Para leer el mapa, clickeá la flechita en la esquina superior izquierda y todas las referencias se desplegarán en una barra lateral. Con los botones + y – podés acercar o alejar cuanto quieras, y todos los íconos son clickeables y contienen fotos.

paragraph space

♥ RECORRIDO 1: de Beşiktaş a Karaköy

Este circuito te puede tomar entre una tarde y un día entero. Incluso más si preferís recorrer bien lento, entrar a todas las mezquitas, detenerte a sacar fotos, perderte entre callecitas interiores y tomarte un çay (té) en la calle mientras mirás a los viejitos jugar al backgammon. El recorrido empieza en la Mezquita de Ortaköy, con su característico emplazamiento que le da la espalda al Bósforo. Por dentro es muy chiquita y tiene unas vistas hermosas del mar a través de sus enormes ventanales que llegan hasta el techo. El siguiente punto es el Parque Yildiz, con un laguito y un museo dedicado a la ciudad de Estambul en su extremo opuesto, y más adelante empiezan a aparecer las muchas mezquitas de Beşiktaş, un barrio que floreció bajo el Imperio Bizantino: la Mezquita de Sinan Pasha, la de Dolmabahçe y algunas otras más pequeñas que se pueden visitar o pasar de largo (de verdad que en todo Estambul hay algo así como una mezquita por cuadra; es imposible entrar a todas y mucho menos recordar sus nombres). Entre las dos anteriores, que son las mezquitas principales de esta zona, está el Palacio Dolmabahçe, un edificio que podés aprovechar para ver desde lejos cruzando el Bósforo si visitás el lado asiático de Estambul. Es un palacio precioso que mezcla el barroco con el rococó y elementos de estilo otomano, pensado para funcionar como centro administrativo del Imperio y decorado por dentro con toneladas de oro y cristal. En la actualidad funciona como museo: la entrada cuesta 30 liras (= €8.50). Más allá de la mezquita y el palacio de Dolmabahçe está la estación de Kabataş desde donde salen los ferries hacia Üsküdar y otros puntos del lado asiático de Estambul y entrando ya en el barrio de Beyoglu, siguiendo el camino de la costa del Bósforo, llegás hasta la zona de Karaköy en la orilla norte del Cuerno de Oro.
paragraph space

♥ RECORRIDO 2: desde Plaza Taksim hasta el Acueducto

Con este recorrido empezás un día largo y movido en Plaza Taksim, uno de los puntos comerciales y turísticos más importantes de Estambul: entre Taksim y la calle Istiklal hay una enooooorme cantidad de negocios, restoranes, barcitos, puestos de jugo de frutas muy típicos de acá y demás lugares para comer y comprar de todo. Al término de la zona comercial de Istiklal, hacia el sur, te vas a encontrar de vuelta en el área de Karaköy, que también recibe el nombre de Gálata y es donde se encuentra la famosa torre que lleva el mismo nombre. Si tenés tiempo, tomate una hora para recorrer las callecitas que rodean la Torre de Gálata: este es un barrio que fue originalmente fundado por genoveses, cuando Génova aún era una república marítima como Pisa y Venecia, y por eso todos los edificios tienen un estilo muy ligur italiano. La torre fue también construida por los genoveses en el lugar donde antiguamente había otra, levantada por los bizantinos y destruida por los Cruzados durante el asedio sobre Constantinopla del año 1204. Justo después empieza un área de mercados al aire libre que en el mapa marqué como bazar, porque no tiene ningún nombre en particular, y es una sucesión de puestitos de herramientas, productos náuticos y piezas usadas y un poco oxidadas de aparatos que nunca pude descifrar para qué servían. Más allá de esta zona está el Puente de Gálata que, antes de que se construyera el nuevo Puente Haliç hace solamente un par de años, era el único medio para cruzar a pie el Estrecho del Bósforo. En la otra orilla del Cuerno de Oro está mi parte preferida de Estambul: la de los mercados. Primero te vas a encontrar con el Bazar de las Especias, también llamado Bazar Egipcio, que es un mercado chiquito dedicado principalmente a lo que su nombre indica, pero también hay souvenirs y dulces. El siguiente es el archi-conocido Gran Bazar de Estambul, el más importante de Turquía, un mercado viejísimo que se construyó en el siglo XIV para darle su espacio al comercio de telas. Ahora el bazar es muy turístico y el intercambio rápido, pero en su tiempo los vendedores se quedaban durante horas charlando con los clientes, tomando café sentados en banquetas de madera hasta que finalmente llegaban a un acuerdo favorable para las dos partes y la venta se cerraba. Las mezquitas principales de esta zona son la de Süleymaniye, la de Beyazit con su correspondiente torre separada por una cuadra más o menos de distancia, y la de Laleli también llamada en español la Mezquita de los Tulipanes. El último punto del itinerario es el Acueducto de Valente, un acueducto romano que data del siglo IV antes de Cristo y que los bizantinos y los otomanos preservaron y aprovecharon. ¡Y terminamos por hoy! ¿Te duelen los pies?
paragraph space
itinerario-estambul-3
paragraph space

♥ RECORRIDO 3: desde la Nueva Mezquita hasta la Pequeña Mezquita de Santa Sofía

Este circuito no es demasiado largo pero lo más probable es que te lleve un día entero, incluso tal vez más, porque el trayecto está bien cargado de edificios importantes a los que podés entrar y pasar varias horas recorriendo. El punto de partida es la Yeni Camii en la orilla sur del Cuerno de Oro, llamada Nueva Mezquita no porque sea reciente -funciona desde el año 1665- sino porque el edificio actual es una reconstrucción de la mezquita que originalmente se había levantado en un principio y que por diversas razones estuvo incompleta durante muchos años, hasta que durante la segunda mitad del siglo XVI surgieron planes de reciclarla. En el extremo donde la calle Kennedy hace una curvita en el Mar de Mármara te vas a encontrar con el Palacio de Topkapi y sus jardines: la entrada al museo sale 40 liras turcas, y el acceso al harén donde vivían las concubinas del sultán cuesta 25 liras adicionales. Lo que sigue es el combo más turístico del barrio de Sultanhamet: la Mezquita de Santa Sofía + la Mezquita Azul. La última sigue funcionando como una mezquita, pero la primera fue convertida en museo hace unos 80 años por su importancia histórica (al principio fue una iglesia ortodoxa, después una iglesia católica y finalmente una mezquita). Otra mezquita que está en la zona es la de Firuz Ağa, que pareciera batirse a duelo de rezos con la Mezquita Azul durante cada llamado a la oración porque sus muecines cantan con algunos pocos segundos de diferencia y suenan como si estuviesen sincronizados. Justo saliendo de la Mezquita Azul está el Bazar de Arasta, un mercado de ropa, accesorios y objetos decorativos que ocupa no más que una callecita. Por último la meta de este circuito la marca la Pequeña Mezquita de Santa Sofía, una mezquita hermosa que no es una réplica de Haghia Sophia pero que pareciera serlo. En esta parte el barrio de Sultanhamet queda vacío de turismo; la zona es muy tranquila y además fotogénica, con algunas viejas casitas de madera todavía en pie.

paragraph space

♥ RECORRIDO 4: de Üsküdar a Kadıköy

En el lado asiático no hay tantas “visitas obligadas” como en la parte europea de Estambul; se trata más de caminar y perderte un poco en el intento de crear el paseo que más te guste. Sin embargo todo recorrido por el lado B del Estrecho del Bósforo empieza en Üsküdar, que es donde vas a desembarcar con el ferry que te trae desde Eminönü, Kabataş o Karaköy. Durante el cruce en el barco vas a poder tener una buena vista de la Torre de la Doncella, o Kiz Kulesi en turco, una torre bizantina que vive solitaria en un islote, rodeada de misterio y de leyendas sobre dioses griegos. Si seguís caminando en dirección sur te vas a encontrar con un parque grande que tiene una mezquita muy moderna, la Mezquita de Şakirin, y un cementerio antiguo donde se pueden ver lápidas de la época en que los otomanos todavía escribían el turco en con las letras árabes. Más adelante, pasando la Universidad de Mármara, está la estación de Haydarpaşa, la terminal más importante en lo que respecta a la conexión de Estambul con el este de Turquía. Vale la pena darse una vuelta para conocerla porque el edificio es hermoso. Y un poquito más al sur todavía está Kadıköy, la otra terminal marítima importante que conecta ambos continentes mediante servicios regulares de ferries.

itinerario-estambul-2

Flor

Flor

1 comentario

  • LAURA
    junio 24, 2018 en 2:43 am

    Me encanto tu itinerario tratare de hacerlo, de casualidad me encontré con tu blog y es mi primera vez vijando sola y escogí Turquía. Anda buscando la mejor guía porque en Estambul estoy por mi cuenta. Solo creo que incluire un baño turco Cemberlitas que es al parecer el mas antiguo de la cuidad.

Leave a Comment

Show Buttons
Hide Buttons