Mónaco entre diamantes

Mónaco entre diamantes

El Principado de Mónaco es el segundo estado más pequeño del mundo -el primero es la Ciudad del Vaticano-, pero aunque la casa es chica, el corazón la fortuna es grande. La abusiva (quiero decir una palabra más suave pero no encuentro ninguna) concentración de sumas inimaginables de dinero y los bajos impuestos a los ingresos personales y a la propiedad privada hacen de este diminuto país una pequeña isla radiante del capitalismo fantástico en la Riviera Francesa, atrayendo a muchos millonarios que felizmente se naturalizan monegascos para seguir incrementando su patrimonio. No hace falta agregar que dentro de los escasos 2 kilómetros cuadrados de sus fronteras están disponibles casi todas las marcas y objetos de consumo que existen para reconfortar a las personas y darles una sensación de validez que tal vez no encuentran en otro aspecto de sus vidas. Negocios de ropa y hasta de artículos de lujo para mascotas, concesionarias de los autos más caros del planeta, inmobiliarias de inmuebles y de barcos, joyerías y restoranes impagables son algunos ejemplos ilustrativos.
Para residir en Mónaco hay que demostrar un capital mínimo de 500 mil euros depositados en una cuenta de cualquiera de los más de 35 bancos que operan en el principado, o bien ser hijo de millonarios que posean tal fortuna. Hay que admitir que el concepto de exclusión está perfectamente ejecutado: acá no hay desempleo, nadie es pobre y hay escolarización plena. Distinguir a los monegascos me costó un poco al principio, porque también hay mucha gente
-con mucha plata- que sólo visita Mónaco durante el día y que no es residente, pero después me di cuenta de que no es nada difícil: son los que estacionando la Ferrari, los que están paseando al perro con una correa llena de brillitos -diamantes, posiblemente-, son la parejita que se está bajando del yate con cuatro nenes rubios acompañados de su niñera, o los que se quejan de lo lentos que son los ascensores públicos para subir a sus departamentos que cuestan miles de euros de alquiler al mes.

monaco 1

monaco 3

monaco 4

monaco 5

monaco 6

monaco 7

monaco 8

monaco 9

monaco 13

monaco 10

monaco 12

monaco 11

 

En Mónaco…

● No hay ejército, por lo que la seguridad militar del principado está a cargo de Francia.
● Se utiliza el euro.
● La principal actividad económica es el turismo.
● La forma de gobierno es la monarquía constitucional, con el Príncipe Alberto II como jefe de Estado.
● El idioma oficial es el francés, aunque el monegasco -ya casi en desuso, emparentado con el italiano de Liguria- es la lengua vernácula.
● Se encuentra el famosísimo Casino de Monte Carlo, al que sin embargo los monegascos tienen prohibido el acceso (una buena estrategia para mantener el orden y evitar que las economías individuales se vayan a pique).
● No hay aeropuertos, pero se puede llegar en bus o en tren desde Niza (Francia).

Flor

Flor

4 comentarios

  • Cam Maggioni
    marzo 30, 2016 en 10:27 am

    Muy bueno el post! Agrego q también se puede llegar a Mónaco(adaptándonos al nivel de esta gente) en helicóptero desde Niza. Hay salidas diarias todo el tiempo.
    Geniales las fotos también!!!

    • Flor
      Flor
      marzo 30, 2016 en 2:12 pm

      La próxima vez tendremos que alquilar un helicóptero y aterrizarlo en el yate de algún millonario, otra forma no se me ocurre 😛

    • Maria Eva
      junio 11, 2016 en 12:32 am

      Es verdad, yo salí hace muy poco con un Italiano que vive allí y el va en helicóptero a París para tomar el avión a Miami… Me mando el vídeo, maravillosa vista panorámica !

      • Flor
        Flor
        junio 11, 2016 en 7:39 am

        Es terrible Mónaco, hay demasiada plata en ese lugar…

Leave a Comment

Show Buttons
Hide Buttons