25 cosas que te pasan viviendo y trabajando en Nueva Zelanda

25 cosas que te pasan viviendo y trabajando en Nueva Zelanda

1- Para vos, kiwi significa tres cosas: la fruta, el animal y la persona.

2- Trabajos como la construcción, housekeeping o la cosecha de frutas te parecen algo totalmente cotidiano y que tranquilamente te encontrás en condiciones de hacer.

3- Estando acá, reemplazaste los desayunos dulces por huevos revueltos con hashbrowns.

4- Sabés verdaderamente lo que es un melting pot de etnias, religiones y nacionalidades.

5- Te hiciste más amigos sudamericanos y de otras provincias de Argentina que cuando vivías en Buenos Aires.

DSCN5611

Linda, nuestra amiga chilena, alentando a su país en el clásico de fútbol Argentina-Chile

6- Comprar un auto nunca fue tan fácil (ni lo volverá a ser en ningún otro lado del mundo).

7- No podés recordar la última vez que te sentiste tan libre.

8- Lamentás que tu capacidad de sorprenderte ante la belleza se haya reducido en un 50%, porque Nueva Zelanda es tan bella toda kilómetro por kilómetro, que ya lo hermoso se vuelve el estándar.

DSCN5764

IMG_6766

9- Te acostumbraste a ver gente andando descalza en el supermercado y el banco.

10- Vivir en un pueblo de dos cuadras de extensión y doscientos habitantes tiene un encanto especial, y a veces el bullicio de la gran ciudad no se extraña en absoluto.

DSCN5078

11- De repente, volar a Asia o a las islas del Pacífico se vuelve tentador y más barato que nunca (especialmente si venís de Sudamérica).

12- Seguramente nunca viste tantas ovejas por kilómetro cuadrado como en Nueva Zelanda.

DSCN5153

13- Te sacaste los prejuicios y te lanzaste a hacer dedo.

14- Aprendiste la importancia de reciclar y separar no sólo los deshechos típicos (cartones y papeles, vidrios y plásticos), sino que también metales, maderas, electrodomésticos y productos de electrónica descartados, y hasta los residuos de jardinería y poda.

DSCN5760

15- Te acostumbraste a no usar llave en tu casa y no podés recordar cómo era usar un artilugio tan incómodo, cuando simplemente podés girar el picaporte y entrar sin más.

16- Más de una vez te has puesto filosófico/existencial preguntándote cómo los kiwis pueden tragar y digerir una sustancia tan horripilante como el Vegemite.

17- Disfrutar de la naturaleza y perderte en un bosque a la orilla de un arroyo es algo que podés hacer en tu break o a la salida del trabajo.

18- Podés trazar un mapa gastronómico de Asia con sólo visitar ciudades como Auckland o Wellington.

19- Te has sentido como Charlie Chaplin en Tiempos Modernos trabajando en una packhouse.

20- Mejoraste tu inglés y aprendiste palabras o saludos básicos en los idiomas de tus amigos de alrededor del mundo.

21- Descubriste que los maoríes se dedican a otras cosas que no necesariamente incluyen pasarse el día jugando al rugby o haciendo el haka.

22- Te sorprendiste al enterarte de que un mensaje de texto, un e-mail o un llamado telefónico bastan para quedar contratado en un trabajo.

23- Dos cosas en contra: la comida sin arte y la calidad (y el precio) de internet. ‘Nuff said.

wifi

24- Comprar ropa (a precios “normales”) nunca volverá a ser lo mismo después de haber probado Warehouse, K-Mart y el Salvation Army.

DSCN5408

25- Te encontraste con que la hojita de Nueva Zelanda no es solamente un símbolo, y en la realidad se ve así:

DSCN5786

Flor

Flor

2 comentarios

  • Juan Mendizabal
    mayo 1, 2016 en 1:45 am

    Que lindo leer lo que me espera!
    Un abrazo y buen viaje, capaz nos encontramos allá!

    • Flor
      Flor
      mayo 1, 2016 en 9:35 am

      Nosotros en este momento estamos en Europa, la Working Holiday NZ la terminamos el año pasado, pero tal vez nos encontremos por algún otro lugar del mundo. ¿Quién te dice? Un saludo! 🙂

Leave a Comment

Show Buttons
Hide Buttons