Presupuesto de viaje: Croacia + Bosnia en 40 días

Presupuesto de viaje por los Balcanes: Croacia + Bosnia en 40 días

Este es el resumen de gastos, o rendición de cuentas, de lo que fue nuestro paso por los primeros dos países ex-repúblicas de la antigua Yugoslavia, así como la puerta de entrada a la región de los Balcanes.

Post escrito por Martín de la Cueva.
paragraph space

Datos generales

Países visitados: Croacia y Bosnia-Herzegovina. Técnicamente Bosnia está compuesta por la Federación de Bosnia y Herzegovina y por la Republica Srpska, ambas autónomas y funcionando en muchos aspectos como países distintos, pero dejémoslo en que visitamos Bosnia y listo.

Cantidad de días: 40 días y 41 noches. Fueron 25 días en Croacia divididos en dos etapas, con una visita de 15 días a Bosnia en el medio. Ingresamos a la región croata de Istria viajando desde Liubliana a Pula en autobús, el 29 de abril por la mañana. Salimos finalmente de esta región con un auto de BlaBlaCar desde Dubrovnik a Kotor, en la tarde del 9 de junio.

Gastos totales para dos personas durante la estadía: 880 euros. Es decir, 22 euros por día para dos personas. Por lo tanto, viajar por esta zona nos costó unos 3 euros diarios menos que lo que nos había salido por los países del área Schengen (Italia y Eslovenia, básicamente).

paragraph space

Itinerario

● Pula (del 29 de abril al 2 de mayo)
● Rovinj (del 2 al 5 de mayo)
● Zagreb (del 5 al 12 de mayo)
● Zadar (del 12 al 16 de mayo)
● Split (del 16 al 21 de mayo)
● Jajce (del 21 al 22 de mayo)
● Banja Luka (del 22 al 24 de mayo)
● Sarajevo (del 24 al 31 de mayo)
● Mostar (del 31 de mayo al 4 de junio)
● Dubrovnik (del 4 al 9 de junio).
Desde Zagreb fuimos en el día a visitar el Parque Nacional Lagos de Plitvice, en un viaje de dos horas y media de duración.
paragraph space

Alojamiento

De las 41 noches, pagamos alojamiento en 24 de ellas, gastando un total de 345 euros. Conseguimos canjes por publicidad en el blog y/o por hacer sesiones fotográficas de algunos alojamientos en las otras 17 noches restantes. No utilizamos transportes nocturnos durante nuestra etapa por estos dos países.
paragraph space
Desglose:

Todos los alojamientos en los que pagamos por dormir fueron contratados a través de AirBnb. Con lo cual siempre dispusimos de habitación doble privada, cocina completa y un confort más amplio que el que proporciona un hostel, pensión, hotel o guesthouse tradicional.

● 3 noches en Zagreb: 25 euros.
● 5 noches en Split: 90 euros.
● 7 noches en Sarajevo: 70 euros.
● 4 noches en Mostar: 60 euros.
● 5 noches en Kupari (Dubrovnik): 100 euros.

Estuvimos alojados en forma gratuita gracias a los canjes por publicidad y fotografías: 3 noches en Pula, 3 noches en Rovinj, 4 noches en Zagreb, 4 noches en Zadar, 1 noche en Jajce y 2 noches en Banja Luka.

Total abonado por las 24 noches: 345 euros, un promedio de poco más de 14 euros por noche, para los dos.
paragraph space

Transporte

Realizamos 10 desplazamientos (casi todos en autobús) entre los lugares en los que pernoctamos. Esto es sin contar la llegada a Croacia, ya que el pago del autobús entre Liubliana y Pula estuvo contabilizado en el presupuesto de área Schengen. También hicimos una exursion de día completo (al Parque Nacional Lagos de Plitvice, resaltado en itálica) pagando importes significativos en transporte. Un par de buenos portales web para comprar boletos de autobús en esta zona de Europa son Get by bus y Bus ticket 4 me. Ambas páginas son sencillas de entender y una vez comprados los pasajes, sólo queda imprimirlos apelando a la buena voluntad de la recepción de los alojamientos.

No se computa en este apartado los gastos en transporte público dentro de un mismo área urbana. Los precios están indicados por persona y en euros, para simplificar la cuenta y a pesar de que la moneda oficial en Croacia es la kuna (HKR, 1 euro = 7.50 kunas) y en Bosnia el marco convertible (BAM, 1 euro = 1.95 marcos). Gastamos en total 115 euros cada uno en transportes.
paragraph space
Desglose:

● Autobús Pula-Rovinj (empresa Autotrans): 5 euros cada uno.
● Autobús Rovinj-Zagreb (empresa CRNJA Tours): 12.50 euros cada uno.
● Autobús Zagreb-Parque Nacional Lagos de Plitvice-Zagreb (empresa Autotrans): 15 euros cada uno.
● Autobús Zagreb-Zadar (empresa Cazmatrans): 7.50 euros cada uno.
● Autobús Zadar-Split (empreza Cazmatrans): 7.50 euros cada uno.
● Autobús Split-Jajce (empresa CroatiaBus): 17.50 euros cada uno.
● Autobús Jajce-Banja Luka (empresa Zeni Tours): 5 euros cada uno.
● Tren Banja Luka-Sarajevo: 15 euros cada uno.
● Autobús Sarajevo-Mostar (empresa Eurolines-Centrotrans): 10 euros cada uno.
● Autobús Mostar-Dubrovnik (empresa Globtur): 15 euros cada uno.
● Viaje compartido en BlaBlaCar entre Kupari (Dubrovnik) y Kotor: 5 euros cada uno.

Total gastado en transportes: 115 euros por persona, o sea 230 euros en total.

Gastos totales en alojamiento y transporte durante los 40 días en Croacia y Bosnia para dos personas: 345 (alojamiento) + 230 (transportes) = 575 euros.
paragraph space

Comida

Durante nuestro paso por estos dos países tratamos de poner como regla general que el gasto diario en comida no superase los 8 euros para dos personas en Croacia y los 6 euros para dos personas en Bosnia. El éxito fue rotundo; tranquilamente se puede vivir por estos valores. Pero hay que tener en cuenta varias cosas. En Croacia comer en la calle es barato siempre y cuando sea en una pekarna, o sea una panadería. La pieza estrella de estos establecimientos es el burek, un bollo hecho de masa filo rellena con queso, espinaca o carne. Hay panaderías de barrio y otras que son de cadena, como por ejemplo Mlinar. El burek no debería costar más de 10 o 12 kunas en su versión más grande (250 gramos) y costosa (de carne). Esto es menos de dos euros. Hay también por todos lados trozos de pizza a 10 kunas, helados a 7-8 kunas y los omnipresentes döner kebab, demasiado costosos para ser Croacia, en mi opinión. Sentarse a comer en algún lado ya es más caro, de 5 euros por persona para arriba. Croacia es un país recontra turístico, al menos en las zonas costeras y eso hace que los precios no sean tan económicos como yo esperaba. Para comer barato también se puede comprar en supermercado. La comida está a un precio similar a los de las cadenas discount de Italia. El supermercado más popular, que está en todos lados, es el Konzum. En algunas ciudades hay también Billa y Lidl, así como el Interspar. Estos serían los “cuatro fantásticos” de Croacia. Un día típico en este país, gastronómicamente hablando, consistía de un desayuno a base de leche de soja y cereales, un almuerzo callejero como puede ser un burek, con un helado de postre y una cena preparada en la cocina del alojamiento, con arroz o fideos y alguna salsa copada con brócoli, espinaca o vegetales varios, ensalada de papa con verduras o la clásica tortilla que Flor cocina a regañadientes.

Ya en Bosnia todo cambia, los precios son al menos un 50% menos que en Croacia en casi todo. Un helado en la calle cuesta la mitad, así como el burek. Aquí aparece con fuerza el ćevapi, un plato que consiste en unos “dedos” de hamburguesa (5 o 10, según el hambre que se tenga), un pan exquisito tipo figaza y cebolla cruda picada finita. Para comerlo en su forma tradicional, nada mejor que acompañarlo con un vaso de yogurt natural, todo por 4-5 marcos convertibles, o sea 2-2.50 euros. Así sí. Las compras en supermercado también se transformaron como por arte de magia en ridículamente baratas apenas cruzamos la frontera. Cabe aclarar que la mayor parte de la etapa bosnia la hicimos en compañía de mi amiga Camila, por lo que comprar y cocinar para tres personas se hizo mucho más económico. Incluso hasta fuimos un par de veces a comer a restaurantes baratos; ya no recordábamos cómo era eso de sentarse a la mesa para comer. Nosotros no tomamos alcohol ni gaseosas, otro punto a favor de la reducción de gastos. En estos países el agua sigue siendo potable (de hecho más limpia que en Italia o Suiza) y abundante, con fuentes públicas a cada paso para rellenar la botellita y contribuir a la reducción del uso de tanto plástico.
paragraph space

Otros gastos

En esta zona de Europa existe una (mala) costumbre a la hora de tomar un autobús interurbano. El servicio de utilizar el maletero del vehículo, es decir, despachar equipaje, no está nunca incluído en el precio del ticket, por lo que hay que pagarle al acompañante del conductor en el momento. Entregan comprobante del pago, por lo que no es una propina encubierta, pero sí una molestia. En Croacia cuesta generalmente 7 kunas (1 euro) por cada bulto despachado. En Bosnia, 1 marco convertible (50 céntimos de euro). Para evitar abonarlo sólo hay que subirse al autobús con las mochilas, ubicarlas en algún asiento que quede vacío y esperar que el micro no se llene. Si vemos que se llena, hay que ponerlas debajo de los pies (si se viaja con poco peso siempre terminan entrando). Tener en cuenta que los autobuses nunca tienen baño, y si lo tienen, la puerta va a estar cerrada así que las toilet stops suelen ser en paradores con estación de servicio, o a pedido especial de los pilladores frecuentes como Flor.

Según se infiere en la información escrita más arriba, pareciera en principio que abonamos por primera vez un ticket de entrada a algún atractivo, yendo al Parque Nacional de los Lagos de Plitvice. Pero no, la entrada (cuesta 15 euros por persona) la obtuvimos a cambio de un post publicitario en el blog, por lo que una vez más no tuvimos que contabilizar gastos en el rubro atracciones turísticas. El transporte público es bastante caro en Croacia. En Pula el trayecto en autobús urbano cuesta 11 kunas (1.60 euros), en Zagreb el viaje en tranvía sale 10 kunas (1.50 euros) y en Dubrovnik ir hasta los suburbios cuesta 18 kunas (¡2.50 euros!). Por suerte conseguimos un par de Zagreb Cards de 72 hpras de duración, por lo que pudimos andar por todos lados en tranvía sin pagar boleto. En los otros lugares caminamos bastante pero igualmente las ciudades son chicas. En Bosnia no hubo necesidad alguna de tomar transporte público dentro de las ciudades, por lo que desconozco sus valores, aunque intuyo que estarán en el rango de 1-2 marcos convertibles por viaje.

Flor

Flor

3 comentarios

  • Monica Orange
    junio 12, 2016 en 2:11 am

    buenisimos los datos! Pienso ir a Croacia en mayo 2017

    • Flor
      Flor
      junio 12, 2016 en 7:09 am

      Genial!! Buen viaje y espero que nuestra info te sea de ayuda 🙂

  • Gaston
    junio 30, 2016 en 3:47 am

    En fines de agosto estamos en dubrovnik , split , hvar , plitvice.
    Muchas gracias muy útil el blog
    Genia.

Leave a Comment

Show Buttons
Hide Buttons