Presupuesto de viaje: Europa del Este en 2 semanas

Presupuesto de viaje: Europa del Este en 2 semanas

Llegamos a Europa del Este en autobús, desde San Petersburgo a Tallin. Recorrimos de norte a sur las capitales de los tres países bálticos (Tallin, Riga, Vilnius) y la de Polonia (Varsovia), parando durante tres noches en cada una. Terminamos esta primera etapa en Berlín. Ahora se viene la parte más gravosa del viaje por Europa (Alemania, Francia, Holanda, Noruega), así que no queda otra que tirarse de los pelos.

Post por Martín de la Cueva.
paragraph space

Moneda: en dos (Estonia y Letonia) de los cuatro países de los que hablo en este artículo se utiliza el archiconocido euro, la moneda común de la Unión Europea y algunos países más. En Lituania todavía se utilizan las litas (aunque desde el 1° de enero de 2015 aparecerá en escena el euro) y en Polonia se utiliza el zloty (y sin planes a futuro de cambiar al euro).

Tipo de cambio: EUR 1 (euro) = USD 1.34 (dólar americano), a principios de agosto de 2014. La lita de Lituania se mantiene siempre en un valor constante de 3.45 por cada 1 euro. El zloty, oscila generalmente entre los 4.10 y 4.20 por cada 1 euro. En agosto de 2014, en las casas de cambio me pagaron 4.11 zlotys por cada euro. Para obtener euros, usé el cajero automático de la terminal de autobuses de Tallin. Con la tarjeta de débito del National Australia Bank retiramos 1000 euros para los dos. Fue excelente haber podido sacar tanta cantidad de una sola vez, evitando comisiones por repetidas operaciones con la tarjeta australiana. En Rusia, por ejemplo, lo máximo que había podido retirar en una sola operación habían sido 20000 rublos (425 euros) y casi de milagro, porque en la mayoría de los cajeros el tope por operación era de 10000 rublos.

Estadía: del 21 de julio al 3 de agosto de 2014, inclusive. 14 días.

Gastos totales por persona: en dos semanas, gastamos 240 euros por persona, contando desde la madrugada del 21 de julio, cuando llegamos a la terminal de autobuses de Tallin, hasta la tarde del 3 de agosto, momento en el que arribamos a la terminal de autobuses de Berlín.

paragraph space
Alojamiento

88 euros por persona. Fueron en total nueve noches pagas de alojamiento, tres en Tallin, tres en Riga, y tres en Vilnius. Repartidos de la siguiente manera: 10 euros por noche por una cama en habitación compartida de seis camas, en el 16EUR Hostel, Tallin. 12 euros por noche en habitación doble privada con baño compartido, en el hotel Placis, Riga. 25 litas (7.25 euros) por noche en una cama en habitación compartida de siete camas, en el Fortuna Hostel, Vilnius. Hay que reservar con algo de anticipación para conseguir estos precios, ya que los alojamientos cuestan un poco más si se llega sin reserva. En Varsovia no pagamos nada por las tres noches, ya que hicimos Couchsurfing en lo de Piotr, un polaco muy copado que vive a mitad de camino entre el centro de la capital polaca y el aeropuerto.
paragraph space
Transporte entre ciudades

40 euros por persona. Usamos la compañía de buses Simple Express para todos los tramos, excepto uno, el último. La elegimos justamente, por ser la compañía más barata de todas. En los países bálticos no hay buenas conexiones ferroviarias entre las capitales así que el autobús es la mejor opción. El tramo Tallin-Riga costó 13 euros por persona, para cuatro horas de viaje. Riga-Vilnius salió 3 euros por persona (los primeros cinco pasajes de cada viaje con esta compañía cuestan eso). Fue también un viaje de cuatro horas. De Vilnius a Varosvia pagamos 17 euros cada uno, por un viaje de casi ocho horas, de noche, con lo cual aprovechamos para ahorrar el pago de una noche de alojamiento. Finalmente, de Varsovia a Berlín pagamos 30 zlotys (7 euros) cada uno, por un viaje diurno de ocho horas y media con la empresa PolskiBus. Esta compañía tiene a veces viajes prácticamente gratuitos (2 zlotys o 50 centavos de euro por tramo) si se es uno de los primeros en comprar los pasajes. Como referencia, la oferta más económica en el tren Berlin-Warszawa-Express sale 29 euros por persona. En todos los trayectos que hicimos, los autobuses resultaron comodísimos, los asientos se podían reclinar sin dramas, el respaldo permitía buen descanso y contaban con baño. Además, cada dos asientos había un enchufe, por si se necesitaba cargar algún equipo electrónico. También cuentan con wifi gratuito, aunque este es intermitente, lento y a veces directamente ni funciona.
paragraph space
Comida, transporte público y extras

Gastamos en el día a día un total de 112 euros por persona. Esto da un promedio de 8 euros por persona y por día. Con esto pudimos alimentarnos, usar algo de transporte público y hasta romper nuestra propia regla de no pagar entrada a ningún sitio con los 2 euros que abonamos por el acceso a la cúpula de la iglesia Olaf, en el old town de Tallin.

El tema de la comida no tiene mucha ciencia. Generalmente, seguimos el instinto del bolsillo y comemos lo que sea que esté barato, sin importar si es comida de supermercado, comida rápida o comida lenta (?). Para el desayuno, casi siempre comimos cereal de diferente tipo, con leche o yogurt. En Europa hay puestos de shawarma (kebabs) por todos lados y, al menos en esta parte del continente, son muy baratos (entre 1.50 y 3.50 euros) y rinden muchísimo. Ideales para el mediodía. A la noche generalmente cocinamos productos comprados en el supermercado. A veces, compramos pan y fiambre y nos hacemos sándwichs con los exquisitos panes que ofrece cualquier supermercado. El hecho de que los precios estén en euros genera un efecto visual que hace que todo parezca barato en los supermercados, difícilmente compremos una unidad de algo que cueste más de un euro. Todos los supermercados tienen un producto fetiche, a veces del mismo nombre que el negocio, que es más barato que las marcas tradicionales, hay que apuntarle a ese. Las cervezas -medio litro- en el super salen de 0.50 euros para arriba, en un bar copado en pleno centro de las ciudades, alrededor de 3 euros. La compra de chocolate Milka a menos de un euro para el postre es difícil de resistir.

El transporte público en las cuatro ciudades recorridas consta mayormente de tranvías (Tallin, Riga, Varsovia), trolebuses (Riga) y trenes o metro (Varsovia). En Vilnius no tomamos nada dentro de la ciudad porque podíamos hacer todo caminando, pero sí pagamos las 11.60 litas por persona que cuesta el tramo ida y vuelta a Trakai. En todas las ciudades los boletos de transporte público están integrados, es decir, sirven tanto para tranvías como para colectivos, trolebuses, etc. En Tallin, un pasaje simple costaba 1.60 euros, muy caro, así que sólo lo pagamos una vez y luego, asesorados por nuestros amigos estonios, aplicamos la típica argentineada de subir sin pagar, ya que nadie controla. En Riga, el precio del viaje era más razonable (0.60 euros) así que pagamos como señoritos ingleses. Y en Varsovia (billete de 20 minutos a 3.40 zlotys y de 75 minutos a 4.40) hicimos un mix -a veces pagábamos, a veces no-. En ningún lado nadie nos controló los boletos.

Presupuesto Europa del Este (2)

Presupuesto Europa del Este (4)

Presupuesto Europa del Este (3)

Presupuesto Europa del Este (5)

Presupuesto Europa del Este (6)

Flor

Flor

Leave a Comment

Show Buttons
Hide Buttons