Presupuesto de viaje: Macedonia + Serbia + Rumania

Presupuesto de viaje: Macedonia + Serbia + Rumania

Este es el presupuesto, o rendición de cuentas, de lo que fue nuestro paso por Macedonia (cuyo nombre original es Antigua República Yugoslava de Macedonia, acortado como FYROM en inglés), Serbia y Rumania. En total estuvimos 50 días en estos tres países.

Post escrito por Martín de la Cueva.

paragraph space

● Países visitados: Macedonia, Serbia y Rumania. Macedonia lleva por nombre oficial el de Antigua República Yugoslava de Macedonia (FYROM, según las iniciales en inglés). Esto es porque tras su declaración de la independencia bajo el nombre de Macedonia de la por aquel entonces Yugoslavia, el país recibió el veto por parte de Grecia ante la ONU para llevar dicho nombre. Por razones de sentido común, en este artículo vamos a llamar al país simplemente Macedonia. En cuanto a Rumania, sé que en el idioma español el nombre del país se escribe con tilde en la letra i, pero según mi forma de hablar este idioma me resulta antinatural este tipo de pronunciación y escritura, por lo que voy a omitir el acento cada vez que lo escriba.

● Cantidad de días: 50 días y 50 noches. Fueron 10 días en Macedonia, 15 días en Serbia y 25 días en Rumania. Ingresamos a la región en una combinación de transportes, desde Berat (Albania) hasta Ohrid (Macedonia) la mañana del 29 de julio de 2016 y salimos de la zona cruzando de Rumania a Bulgaria en un autobús de la empresa Alltur, viajando desde Bucarest hasta Varna en la mañana del 17 de septiembre de 2016.

● Gastos totales para dos personas durante la estadía: 1000 euros. Es decir, un promedio de 20 euros por día para dos personas. Por lo tanto, viajar por esta zona nos costó unos 5 euros diarios menos que lo que nos había salido por los países del área Schengen (Italia y Eslovenia, básicamente) y unos 2 euros diarios menos, para dos personas, que lo que nos costó viajar por Croacia y Bosnia. Al mismo tiempo, no salió 5 euros diarios más de lo que nos había costado viajar por Montenegro, Kosovo y Albania. Cabe aclarar que si bien no hubo en estos 50 días canje alguno por alojamiento gratuito, como en los países anteriormente mencionados, el hecho de viajar en grupo con otras dos personas en todo momento redujo los gastos en forma significativa.

paragraph space

Itinerario

● Ohrid (del 29 de julio al 3 de agosto).
● Skopje (del 3 de agosto al 8 de agosto).
● Niš (del 8 al 10 de agosto).
● Belgrado (del 10 al 22 de agosto).
● Timișoara (del 22 al 25 de agosto).
● Cluj-Napoca (del 25 de agosto al 1° de septiembre).
● Sighișoara (del 1° al 8 de septiembre).
● Brașov (del 8 al 11 de septiembre).
● Eforie Nord (del 11 al 14 de septiembre).
● Bucarest (del 14 al 17 de septiembre).
paragraph space

Alojamiento

De las 50 noches, pagamos alojamiento en todas ellas, gastando un total de 490 euros para dos personas. En todos los casos el alojamiento fue en departamentos para cuatro personas, ya que desde Albania estamos viajando con mi hermana y mi prima. En los pocos casos donde no conseguíamos alquilar un departamento entero tuvimos, al menos, una habitación cómoda para cuatro personas en una casa o departamento compartido, con acceso a cocina y baño.
paragraph space

Desglose:

Todos los alojamientos en los que pagamos por dormir fueron departamentos contratados a través de AirBnb o Booking. Con lo cual siempre dispusimos de habitaciones privadas, cocina completa y un confort más amplio que el que proporciona un hostel, pensión, hotel o guesthouse tradicional.

● 5 noches en Ohrid: 125 euros para cuatro personas.
● 5 noches en Skopje: 90 euros para cuatro personas.
● 2 noches en Niš: 40 euros para cuatro personas.
● 12 noches en Belgrado: 180 euros para cuatro personas.
● 3 noches en Timișoara: 70 euros para cuatro personas.
● 7 noches en Cluj-Napoca: 140 euros para cuatro personas.
● 7 noches en Daneș (cerca de Sighișoara): 150 euros para cuatro personas.
● 3 noches en Brașov: 75 euros para cuatro personas.
● 3 noches en Eforie Nord: 50 euros para cuatro personas.
● 3 noches en Bucarest: 60 euros para cuatro personas.

Total abonado por las 50 noches: 490 euros, un promedio de casi 10 euros por noche, para los dos.
paragraph space

Transporte

Realizamos 11 desplazamientos (en trenes y autobuses) entre los lugares en los que pernoctamos. Esto es sin contar la llegada a Macedonia desde Albania, ya que el pago de los distintos transportes del trayecto Berat-Ohrid estuvo contabilizado en el presupuesto de 50 días en Montenegro, Kosovo y Albania.
No se computan en este apartado los gastos en transporte público dentro de una misma área urbana ni las excursiones realizadas en un mismo día. Los precios están indicados por persona y en euros, para simplificar la cuenta y a pesar de que la moneda oficial en Macedonia es el denar (tipo de cambio casi fijo, 1 euro = 61 denares), en Serbia es el dinar (tipo de cambio en agosto 2016, 1 euro = 123 dinares) y en Rumania es el leu (tipo de cambio en septiembre de 2016, 1 euro = 4.45 lei). Gastamos en total 86 euros cada uno en transportes.
paragraph space

Desglose:

● Autobús Ohrid-Skopje: 7.50 euros cada uno.
● Autobús Skopje-Niš: 10 euros cada uno.
● Tren local Niš-Belgrado: 6.50 euros cada uno.
● Tren Belgrado-Vršac + tren Vršac-Timișoara: 2.50 + 4 euros = 6.50 euros cada uno.
● Tren InterRegio Timisoara-Cluj Napoca: 12.50 euros cada uno.
● Tren InterRegio Cluj Napoca-Sighișoara: 10.50 euros cada uno.
● Tren regional Daneș-Brașov: 3.50 euros cada uno.
● Tren Intercity Brașov-Constanța: 13 euros por persona.
● Tren Intercity Constanța-Bucarest: 10 euros cada uno.
● Autobús Bucarest-Varna: 20 euros cada uno.

Total gastado en transportes: 100 euros por persona, o sea 200 euros en total para dos personas.

Gastos totales en alojamiento y transporte durante los 50 días en Macedonia, Serbia y Rumania para dos personas: 490 (alojamiento) + 200 (transportes) = 690 euros.
paragraph space

Comida

Durante nuestro paso por estos tres países tratamos de poner como regla general que el gasto diario en comida no superase los 6 euros para dos personas, fuera en Macedonia, Serbia o Rumania. El éxito fue rotundo; pudimos vivir bien sin salirnos de los parámetros estipulados. En alimentos y bebidas se fueron entonces los otros 300 euros del presupuesto total de 1000 euros para dos personas. Pero hay que tener en cuenta varias cosas. La primera de todas es que la totalidad de los 50 días los pasamos en compañía de dos personas más, que cocinan muy bien utilizando gran cantidad de vegetales (de precio irrisorio en los tres países), por lo que el gasto para cuatro se reduce mucho cuando se hace un pozo común para las compras en los mercados locales y supermercados.

En Macedonia y Serbia es muy barato comer en la calle, mientras que en Rumania no lo es tanto, siempre teniendo presente que los precios obviamente van a ser en todos los casos muchísimo más bajos que en París, por poner un ejemplo. Los platos de fast food que más consumimos en Macedonia fueron el tostado en distintas variantes y tamaños, las hamburguesas, de carne o vegetarianas, los burek en todas sus versiones, y los döner kebab. En Serbia se sumaron también las ensaladas y los shish kebabs, así como la inigualable pljeskavica (hamburguesa balcánica) y el omnipresente ćevapi. En casi todos los casos hablo sólo por mi, ya que fui el único viajero no vegetariano del grupo. A la hora de los postres, en Macedonia nos dimos verdaderas panzadas de exquisito helado (a 30 denares la bocha, una verdadera ganga) en especial del sabor Plazma (una marca de galletita de leche muy famosa en los países de la ex- Yugoslavia). En Serbia el precio del helado sube bastante, por lo que nos abstuvimos. En Rumania no solo es también caro el helado, sino que su calidad baja bastante en comparación a lo que estábamos acostumbrados. Pero en Serbia no hubo problemas, y el sugar rush estuvo garantizado con los innumerables puestos de palaćinke (panqueques), cuyo producto estrella era la versión Eurocrem (la Nutella serbia) y Plazma. A menos de 200 dinares serbios, este panqueque fue de las mejores cosas que probé en este viaje por Europa del Este. Comer en pequeños restaurantes locales cuesta entre 1.50 y 2 euros por persona en Macedonia, entre 2 y 2.50 euros en Serbia y entre 2.50 y 3 euros en Rumania.

En Macedonia hay supermercados Tinex y otros, con gran variedad de productos económicos. En Serbia vuelve a aparecer el Idea (mismo nombre que en Montenegro y el equivalente al Konzum de Croacia y Bosnia). En Rumania aparecen con fuerza el Carrefour, el Penny y el Kaufland. Y en todos los casos, si se lo busca bien, está el salvador Lidl. En los tres países hay gran abundancia de mercados locales, sobre todo de frutas y verduras, fresquísimas, ridículamente baratas y de cosecha local. Además tuvimos la suerte de poder pasar una semana en una casa de familia en las afueras de Sighișoara, que contaba con una huerta propia en el inmenso patio trasero. Gracias a ella redujimos muchísimo el gasto de alimentos durante esos días, y hasta me atrevería a decir que añadimos un par de años más a nuestra expectativa de vida con esa abundante dosis de salud que nos proporcionaron estos vegetales orgánicos.
paragraph space

Otros gastos y datos útiles

En Macedonia y Serbia reapareció infelizmente el tema ese de cobrar por llevar equipaje en el maletero del bus, aunque únicamente hicimos dos trayectos. Pero al mismo tiempo el servicio de autobuses y las rutas fueron mejorando considerablemente en comparación con Albania, Montenegro y Kosovo.

No utilizamos transporte público en Macedonia, ya que en Ohrid y Skopje hicimos todas las visitas a pie.
Para usar transporte público en Belgrado hay que comprar una tarjeta que cuesta 250 dinares y cargarla con crédito. De esta forma, cada viaje en autobús cuesta 89 dinares. Si se paga en efectivo al conductor, el viaje sale 150 dinares. Después de las doce de la noche, los autobuses que siguen operando se transforman en servicio nocturno, con un cobrador a bordo, al que hay que pagarle 150 dinares sin utilizar la tarjeta.

El transporte público en Rumania cuesta 2 lei por viaje, sea en autobús urbano o tranvía, en Timișoara, Cluj Napoca y Brașov (ciudades donde lo utilizamos). En Bucarest usamos el metro, que cuesta 5 lei la tarjeta de dos viajes. En Brașov hicimos un viaje de ida en tren suburbano, de Brașov a Rașnov, por 2.50 lei y en Daneș tomamos el tren ida y vuelta a Mediaș, a un costo de 4 lei por persona por tramo.

Hacer autostop en Rumania nos resultó muy efectivo, incluso siendo cuatro personas, en las zonas rurales como ser las afueras de Sighișoara y los alrededores de Brașov, por pocos kilómetros.

Flor

Flor

Leave a Comment

Show Buttons
Hide Buttons